miércoles, agosto 23, 2006

Y qué pasa con las mascotas durante la guerra?


Como siempre Ecosofia dando que hablar con sus post. De verdad pocos nos imaginamos qué pasa con los animales y mascotas durante la guerra. Aqui un ejemplo:

Organizaciones del Líbano e Israel están ayudando a las víctimas más injustas y desvalidas de la guerra: los animales abandonados, heridos y hambrientos que deambulan por sus calles. Activistas y voluntarios de sendas organizaciones (BETA y Hakol Chai) están ayudando a los animales, rescatándolos de la zona de fuego y llevándolos a refugios y casas temporales en zonas más seguras, mientras arriesgan sus vidas para socorrer a estas víctimas que no figuran en las estadísticas.

Una esperanzadora luz se abre frente a lo que planteaba en un artículo anterior. En un escenario de devastación, muerte y destrucción; los animales abandonados por los evacuados, los que previamente no tenían casa, animales de granjas y zoos están recibiendo una más que necesaria y urgente ayuda de parte de las organizaciones animalistas libanesas e israelíes.

BETA (Beirut for the Ethical Treatment of Animals) del Líbano con el apoyo de PETA, está ayudando a los animales entrando en la zona de fuego del sur del país, para rescatar a los animales heridos, proveer de estaciones de alimentación a los animales que deambulan en las calles, y rescatar animales de los edificios destruidos. La gran mayoría de ellos, con el ruido de las detonaciones y bombas, se han desorientado, y vagan hambrientos y sedientos en espera de una mano amiga que les brinde un poco de ayuda. Los voluntarios de BETA declaran que:

“En 31 días, 25 perros han entrado al refugio, mientras el gatil ha acogido a 34 gatos y algunos primates. A todos ellos se les han puesto las vacunas necesarias, tratamiento antiparasitario y antipulgas, y el tratamiento sanitario necesario en casos de heridas y traumatismos.”

Por su parte, CHAI/Hakol Chai (Concern for Helping Animals in Israel) ha distribuido más de cuatro toneladas de comida para perros, gatos y dispensadores de agua para la zona de fuego, ubicada en el norte de Israel. Sus voluntarios trabajan durante la noche, en el rescate y alimentación de los muchos perros, gatos -e incluso loros, conejos y pollos- que en el mejor de los casos, deambulan por las ruinas. Otros animales, menos afortunados, han debido ser rescatados de jaulas y sogas de amarre, en profundo estado de shock, desnutrición y deshidratación. Para Yadin Elam, director de la organización, la participación de la población es fundamental:

“Urgimos a los residentes en la línea de fuego a que nos llamen y no se limiten a dejar atrás a sus animales de compañía si deben hacerlo. Estamos aquí para ayudar! Encontraremos hogares temporales para sus animales de compañía. Por favor, demuestren el mismo cuidado y compasión con su animal de compañía que como lo harían con otros miembros de su familia.”

La estrategia para ambas organizaciones consiste en el rescate de los animales, su posterior ubicación en casas temporales hasta que reaparezcan sus familias, y buscarles casas adoptantes donde puedan rehacer sus vidas. Porque en una cosa ambas organizaciones están de acuerdo: que las víctimas más sensibles e injustas de una guerra son estos animales, porque aún siendo los niños víctima injustas, ellos no son presa, además, de una lacra que el ser humano vierte sobre el resto de seres vivos: el especismo. Por este motivo, los animales no humanos, "las víctimas desconocidas" de una guerra no le importan a nadie. Pero sí les importan a los miembros de estas dos organizaciones, ejemplos loables de entereza y generosidad en tiempos especialmente difíciles para ellos.

Pincha en los enlaces para saber cómo apoyar a BETA y cómo apoyar a Hakol Chai.

Fuentes: BETA, Hakol Chai. Fuente imágenes:Hakol Chai, PETA.

8 Comments:

At 11:46 a. m., Blogger La Hormiguita Cantora said...

La verdad es que estoy tan condicionada desde pequeña a asociar la guerra con las naciones o grupos en conflicto y las víctimas humanas de cada sector que no se me había ocurrido verlo desde este punto de vista.

Mis perros son como mis hijos, y cuando murió la primera de ellos, la lloré como a un familiar. Creo que caminaría kilómetros si no me dejaran ir con ellos, o simplemente me quedaría ahí. Es demasiada la lealtad y la fidelidad sin dobleses que nos entregan, y terminan siendo demasiado dependientes de nosotros como para dejarlos a la deriva.

Seguramente muchos me tildarían de loca, pero creo que la vida de un animal es muchísimo más digna de salvar que la de mucha gente que es pura mierda. Partiendo por los que arman guerras que afectan miles de vidas menos las suyas.

Saludos

La hormiga extremadamente fanática de los animales.

 
At 4:38 p. m., Blogger mariodonoserra said...

Estimada Alejandra:

La guerra es el arma de los cobardes, en donde el dolor es el aire que se respira en cada rincor del paramo sufriente, la sangre son las gotas y el sudor de los caidos,me parece interesante y muy humanitario de tu parte la preocupación por los animalitos, pero hoy la real preocupacion que tiene que angustiar nuestras vidas son las cientos de madres que sufren por el futuro de sus hijos, incluso aquellos que estan en el vientre calido y seguro de su protectora, de los hombres mutilidos e inmovilizados por el pánico, temor, miedo, dolor....nuestro pais paso por ese trance....

Pd. Sé que trabajas en el Rancahuaso, he mandado varias notas que no han sido publicadas, quiero creer que las no publicacion se debe a mi impericia en los manejos informaticos y no a la"LINEA EDITORIAL" pues si esto es de esta forma, la censura tambien es una forma de guerra en la cual los librepensadores tambien sufrimos las heridas de los controldores...

saludos y te invito a mi blog

 
At 12:03 p. m., Blogger Héctor González Avilés said...

Excelente artículo, amiga Alejandra, te felicito.

 
At 4:35 p. m., Blogger Pato Correa said...

Hoal Ale:

Desde ese punto de vista sin duda que los animales son ese daño colateral tan nefasto que provocan las guerras, aún los seres humanos vivimos bajo un concepto arcaíco de la civilización, nos creemos los dueños de la vida y nos olvidamos que en esta naturaleza coexistimos todos y cada uno cumple un rol.
Ale te involucre en un MEME, si puedes lo contestas, esta en mi blog, un abrazo

 
At 11:34 a. m., Blogger Pato Correa said...

Ale:
Pasaba por asquí para desearte "Feliz día del bloggero", en el día Internacional del bloggero, hay que celebrar

besitos, chau

 
At 1:11 p. m., Blogger mariodonoserra said...

Alejandra feliz día del bloggero.

 
At 2:14 p. m., Blogger Héctor González Avilés said...

Feliz dia del bloguero, amiga Alejandra, a proposito, te cuento que hay un problema técnico en EL RANCAHUASO: En mi casilla de corresponsal, falta el botón de "Enviar noticia".

 
At 11:07 p. m., Blogger Daniel de Witt said...

Alejandra: Es un orgullo para mí que quieras incluir el texto de Chiloé en tu blog. Por supuesto que tenés el permiso.
Un abrazo desde el Río de la Plata hasta el Mapocho.

 

Publicar un comentario

<< Home

 Too Cool for Internet Explorer